Noticias Venezuela

Carlos Mendoza Potellá: Debemos dedicarnos a otra cosa que no sea el petróleo, pero es muy difícil

El profesor de Economía Política y asesor del BCV, Carlos Mendoza Potellá, argumentó este domingo que es muy difícil diversificar la economía mientras siga entrando entrando a nuestra economía el chorro de la renta petrolera.

Así lo dijo en el programa Análisis Situacional con Oscar Schémel cuando éste le preguntó qué debemos hacer con el petróleo.

Mendoza Potella

Con lo que tenemos podemos hacer muchas cosas si reorientamos nuestras prioridades. Lo que decía hace 90 años nuestro primer economista Alberto Adriani: una economía minera dura lo que dura una mina. ¿Sabes cómo lo previeron los noruegos? En los años 70 dijeron que ellos no querían que les sucediera el efecto Venezuela… y crearon pocos años después un fondo de inversiones para dejar el ingreso petrolero fuera de su economía productiva, para que no se deteriorara la producción naviera, pesquera, forestal y microelectrónica que son la base del desarrollo industrial y económico noruego. Se constituyó un fondo para las nuevas generaciones…y de ese ingreso solo entra a Noruega el 4%, y si comienza a distorsionar mucho, no entra”.

El economista mencionó el caso de Arabia Saudita. “Ellos estiman que para el año 2030 deben tener en el fondo unos 2 billones de dólares para invertir en la diversificación… ellos piensan sacarle cosas verdes al desierto, piensan industrializar cualquier cosa que no sea petrolera”.

Una de las razones para la diversificación, agregó Mendoza Potellá, es que el negocio petrolero tiene límites. “Yamani, – el ministro de petróleo de Arabia Saudita por más de 20 años – dijo que la era del petróleo no se iba a acabar por falta de petróleo”. Y agregó: “El petroleo de la Faja, que nosotros estimamos que si producimos 6 millones de barriles nos va a quedar para 300 años, pero no. Nos va a quedar para 5 mil 500 años porque se va a quedar allí, porque no va a salir”.

Y cuando Schémel le preguntó si se debía mantener la inversión petrolera, Mendoza Potellá respondió: “Sí, pero no al nivel para duplicar la producción, como son los planes que se han formulado desde hace años, desde el 94”.

“¿Y entonces, dónde debe estar el énfasis?”, le preguntó Schémel.

“En el desarrollo de nuestras actividades productivas no petroleras”, respondió.

“¿Y la petroquímica?”, intervino el encuestador.

“La petroquímica es una alternativa muy limitada por el carácter empaquetado de la tecnología. Nuestras petroquímica actual no le ha producido al país nunca nada. Todo se va en pago de regalías tecnológicas”.

“¿Qué hacer entonces?”, remató Schémel.

“Dedicarnos a otras cosas que no sea el petróleo. Mantener la producción petrolera dentro de límites razonables pero sin exagerar las inversiones, sin convertirlas en una renta que distorsiona el resto de la economía… seguirlas manteniendo pero el problema difícil es el problema de la moderación, de abandonar los sueños… debemos apretarnos el cinturón y diseñar un programa de utilización de nuestro ingreso petrolero de manera diversificada, aunque es muy difícil diversificar la economía con el ingreso petrolero. Pérez Alfonzo dijo que la siembra del petroleo era imposible, esa siembra que la pensó Adriani y la divulgó Uslar Pietri. Pérez Alfonzo dijo que era imposible mientras contemos con esa inmensa renta externa que no es producto del trabajo”.

Luego explicó el tamaño de la renta petrolera comenzando por el hecho de que existen pocos países con reservas petroleras y pocas empresas que manejan el negocio. “En los años 70 nuestro costo de producción eran de 35 centavos de dólar y el precio era de 4 dólares. Eso desborda cualquier tasa de ganancia. Eso es lo que se llama renta. Hoy en día el costo de producir petróleo en Arabia Saudita está por el orden de 4 dólares y un petróleo a 40 es una inmensa renta. Imagínate el petroleo a 100 lo que significa”.